salto de eje 180 grados

En una grabación o filmación es insoportable escuchar a los camarógrafos, técnicos o hasta al script decir “¿pero eso no sería saltar el eje?”, “Pero ahí estas rompiendo los 180 grados amigo”, “El plano me gusta pero sería saltar el eje, colócate de este lado mejor”.

Probablemente de las primeras cosas que aprendes en las escuelas de cine es “la regla de los 180 grados”, esta regla lo que implica es que deberías crear una lina imaginaria y la cámara no debería cruzarla, de manera que tienes 180 grados para colocar y mover libremente la cámara, y nunca saltar al otro lado de la linea imaginaria porque desubicas al espectador, a menos que un movimiento de cámara lo sugiera.

En términos más sencillos aún, permanece en esta mitad del Set y no se te ocurra pasar al lado oscuro.

El realidad si tienes una simple escena de un dialogo de 2 sujetos con planos “Por encima del hombro (OTS)”, esta regla es bastante acertada, pero en muchas ocasiones la regla de 180 grados simplemente no aplica, sobre todo en planos secuencias, en algunas escenas en exteriores, escenas con movimiento del sujeto o simplemente donde desees incomodar o desubicar a la audiencia. Muchas películas no respetan esta regla, sobre todo directores arriesgados e interesantes como:

  • Terry Gilliam – 12 Monkeys
  • Stanley Kubrick – The Shinning
  • Hermanos Wachosky – The Matrix
  • Lans Von Trier – Todas sus películas
  • Ridley Scott – Alien
  • Martin Scorsese – Raging Bull
  • Godard (una lectora me dijo que lo pusiera sino es que soy un ignorante del cine)
Hay que tener en cuenta que la regla de 180 grados es solo una guía para cuando comienzas como videografo o cineasta, una vez que conoces este principio no te preocupes por reglas ni ejes ni nada, simplemente cuenta tu historia de la manera mas interesante posible.