Un día estaba moviendo mi cámara y trípode de ubicación en el set y me di cuenta de la gran estabilidad que se consigue cuando la cámara y el trípode (con las patas abiertas) se mueven juntos. Funciona como un tipo de steady o fig rig que distribuye el peso. Con más ensayo y error me di cuenta lo excelente que salen las tomas con el trípode y cámara pero al revés, con la cámara volteada hacia el piso (habría que hacer un giro 180 en post para que la imagen no salga volteada), entonces encontré un uso super útil y perfecto para esta “técnica” que son los dolly shots pegados del suelo!. Los que han trabajado con steadys como el Merlin, Glidecam, Flycam, etc, saben que para realizar tomas muy cerca del suelo es imposible, incomodísimo y salen mal. Por eso esta técnica te permite hacer travels cortos muy pegado del suelo a excelente calidad para no haber comprado nada.

Lo que tienes que hacer es:

  • Montar tu camara en tu trípode
  • Acortar las patas lo máximo posibles y abrirlas
  • Agarrar el trípode cabeza abajo por la barra del medio
  • Hacer movimientos lentos (hay que practicar un par de minutos para que salga bien)

También sirve para hacer paneos y movimientos “de grua”.